Es época de fresas. El color rojo y esos deliciosos toques verdes que ofrecen las hojas inundan las paradas de mercados, tiendas y grandes superficies.

¿Y sabías que además de comprarlas, también puedes cultivar tus propias fresas en casa? Así es. Las fresas son uno de los alimentos más interesantes para tu jardín vertical Minigarden. No sólo porque son deliciosas, sino porque su cultivo es muy fácil gracias a la estructura parcelada del Minigarden.

Huerto urbano de fresas

Para conocer un poco más sobre el cultivo de fresas en Minigarden, os presentamos un post publicado por Susan Austin en el que, además de presentarnos las diferentes variedades de fresas, nos explica paso a paso cómo cultivarlas para disfrutar de fresas recién cortadas todo el verano.

 

El cultivo de la fresa

Quizá muchos no lo conocen, pero la de la fresa es una planta rastrera. Es decir, que sus pequeñas ramas cuelgan hasta el suelo y el fruto se desarrolla en contacto directo con la tierra. Sin embargo, la fresa no precisa de este contacto con la superficie para crecer. Por es, plantar y cuidar fresas es muy fácil usando nuestro Minigarden y una zona soleada.

Además, las jardineras son apliables, con lo que es posible hacer un vistoso jardin vertical de fresas.

 

El cultivo paso a paso

1- Decidir dónde se va a instalar el Minigarden. Conviene buscar una zona soleada y, especialmente, evitar aquellas áreas más sensibles a heladas tardías de primavera.

2- Plantar las fresas en un día nublado o a última hora de la tarde. Esto ayuda a asegurar que las plantas no se marchitan antes de poderse regar.

3- Antes de plantar las plantas de la fresa, asegurarse de quitar las hojas secas y la fruta madura que pueda contener. Si no, estos restos podrían pudrirse y extenderse al resto de la planta.

4- Enterrar la planta lo suficiente para dar cabida a todo el sistema radicular. Plantar con las raíces apuntando directamente hacia abajo y procurando que no se doblen.

5- Rellenar con tierra asegurándose de que al menos la mitad de la corona de la planta de fresas está por encima del sustrato. Si se entierra completamente la corona hará que se pudra, lo que significará que no habrá fresas sabrosas.

Corona de la planta de fresa

Regar las fresas

Las plantas de la fresa tienen raíces poco profundas, por lo que es necesario regar con regularidad para mantener el suelo húmedo. Por lo general, alrededor de 1-2 veces por semana (teniendo en cuenta las lluvias si el Minigarden está instalado en el exterior). Durante la primera semana después de la plantación, regar las fresas diariamente al final del día cuando el sol ya ha bajado de intensidad.
Cuanto más agua, más crecerán las fresas. Aunque conviene recordar que las fresas más grandes contienen más agua y, por tanto, su sabor será más diluido. Asimismo, un exceso de riego puede causar fresas más débiles, que se pudren más fácilmente. Para minimizar el deterioro de los frutos, se recomienda usar un sistema de riego por goteo.Como regar las fresas

 

Fertilización y poda

Resulta conveniente abonar las fresas una vez cada dos semanas – siendo preferivle hacerlo en dosis pequeñas pero frecuentes. Se puede usar un abono compuesto por té, o probar el Minigarden Grow Up Naranja, un suplemento nutricional para las plantas frutales y flores.

Como ya habíamos mencionado, las fresas son una planta rastrera, por lo que unas 4 ó 5 semanas después de su plantación, empezará a producir tallos que cuelgan. Se pueden reunir estos tallos rastreros y desecharlos o utilizarlos para propagar nuevas plantas de las fresas. Las fresas del tipo Ever-bearing (una cosecha en primavera y otra en otoño) producen menos tallos rastreros, mientras que las del tipo June-bearing (una cosecha al año: Junio) producirán más.

Cultivo de las fresas

Durante la primera temporada de crecimiento, se deben quitar las flores de las variedades June-bearing tan pronto como aparezcan. Esto promoverá el desarrollo de las raíces para que pueda tener una cosecha más grande en el próximo año. Para la variedad Everbearing o variedades de día neutro, se deben quitar las flores que crecen antes de junio, manteniendo las flores que crezcan después del comienzo del mes de julio y así se producirán frutos para la cosecha de verano o la de otoño.

Por último, es importante estar atento para detectar los frutos maduros y recogerlos inmediatamente. Y es que además de ser el momento en el que las fresas saben mejor, al recogerlas evitará que el resto de la planta se pudra.

Seguidos todos los pasos, podemos cortar las fresas y prepararlas al modo preferido. Para nosotros, en copa con un poco de nata.

 

Imagen de Susan Austin

Contenido original: Susan Austin, directora comercial de Minigarden EEUU.

Para contactar con ella susan@minigardening.com.

Author

2 Comentarios

  1. Acabo de plantar tres plantones de fresa que he comprado, en una de las plantas ya había fresas verdes, me dice el del vivero que es mejor que las quite para que no le resten fuerza. Qué hago? Gracias

    • Hola Nuria

      Una opción para que la planta enraíce y crezca con más fuerza sería la que te proponen desde el vivero. De esta manera, toda la fuerza de la planta se concentra en adaptarse y crecer, en vez de dedicar una parte de su energía total al crecimiento de los frutos. De todas maneras, tanto dejar las fresas o eliminarlas, son dos opciones válidas. Saludos.

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR